Aquí no somos

Por Eugenio Talbot Wright *

A pedido de la Secretaría de Turismo de la Provincia de Córdoba, la agencia de publicidad Malevo Films produjo un aviso que pretende mostrar a Córdoba como un destino hospitalario hacia las identidades sexuales diversas. Días atrás, el audiovisual se filtró y el inmediato rechazo que provocó en los colectivos LGTBIQ y en la propia Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia evitó –al menos por ahora– que fuera oficializado.

“Aquí sos vos”, es el slogan del video que muestra a drags, gays y lesbianas disfrutando de los circuitos comerciales “gay-friendly” que parecen existir en una provincia a la que se la pretende mostrar como lejana, distante y ajena a las realidades del colectivo LGTBIQ.

Reproduciendo el estereotipo binario del patriarcado cultural racista, muestra sólo una parte del diverso mundo de identidades, y las muestra  atrapadas en hoteles, caminatas y bares, consumiendo quizás lo más superficial y llano que esta provincia puede ofrecer.

Córdoba, señores y señoras publicistas, es también atractiva porque aquí se lucha por derechos. Los que formamos parte del colectivo LGTBIQ nos negamos a ser invisibilizades, al igual que nuestras realidades. En esta provincia hay militancia y memoria para mostrar y compartir.

Aquí, en donde la democracia ha llegado tardía y a cuentagotas, existieron hasta no hace mucho tiempo verdaderos campos de concentración destinados a invisibilizarnos aniquilándonos. Campos habilitados en la mayoría de las comisarías donde fueron torturades, asesinades o desaparecides cientos de compañeres durante dictaduras, y democracias.

Córdoba generó importantes movimientos políticos. Aquí muches de nosotres contamos nuestras historias. Libros, obras de teatro, películas, charlas, disertaciones pueden formar parte de un recorrido que muestre la realidad de este sector del país.

En esta provincia se impulsó el proyecto de ley de inclusión laboral trans, se abrieron centros culturales, se formaron cooperativas de trabajo, se comenzaron a habitar escuelas universidades y espacios de formación que hasta hace poco se caracterizaban por sus políticas de exclusión.

El movimiento diverso y amplio que es parte de nuestro país  y del mundo puede encontrar en Córdoba marchas políticas en sus calles, luchas sociales en sus barrios, movimientos en defensa de los derechos humanos fundados por compañeres LGTBIQ en parte de su territorio.

El turismo no tiene por qué ser superficial y llano. El turismo tampoco puede negar otras identidades que hacen a la totalidad de nuestro colectivo.  Ese “aquí sos vos” no nos representa.

“Aquí estamos” lesbianas, gays, trans, bisexuales, intersex, queer y todas las identidades presentes y diverses, viviendo en esta provincia, en el país y el mundo. Si el Estado de Córdoba lanza esta campaña publicitaria, dejará expuesta su posición y su ideología ante lo diverso, y esa posición es ofensiva y discriminatoria. Como dijo la compañera Lohana Berkins: “En un mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa”.

La contra mirada de la campaña es sin duda cobarde. No banalicen nuestras identidades.

Nuestro colectivo puede volar mucho más allá de las fronteras capitalistas impuestas para el mercado del consumo y el ocio.

 

* Estudiante de la FCC-UNC, militante LGTBIQ y de H.I.J.O.S.